Grupo de Cibercriminales estarían difundiendo información falsa sobre la vacuna contra la COVID-19

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Agencia Europea de Medicamentos cree que la manipulación de los datos filtrados por cibercriminales es un intento para «socavar» la confianza en la vacuna en la COVID-19.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha informado que parte de los datos filtrados sobre la vacuna de la COVID-19 han sido alterados antes de su publicación en línea. Se trata de correos electrónicos confidenciales que un grupo de hackers robó en diciembre de 2020.

Un informe de la agencia reveló que los atacantes robaron información sobre los procesos de evaluación de la vacuna de BioNTech-Pfizer y Moderna. En el mismo documento, indicaron que no se había encontrado evidencia de acceso no autorizado a información sobre los participantes del estudio. La alteración de la documentación podría ser un intento para «socavar» la confianza en la vacuna.

Luego del ataque, la EMA inició una investigación y continuó con el proceso de revisión y autorización de la vacuna. Si bien los plazos programados no se vieron alterados, un mes más tarde de aquel episodio se desconoce quiénes accedieron a sus servidores para robar información y por qué la modificaron antes de publicarla.

No obstante, desde la agencia piensan que la manipulación de la información por parte de los hackers puede deberse a un intento para «socavar» la confianza en la vacuna con desinformación. Precisamente esta hipótesis surge en medio de un terreno en el que las fake news —desafortunadamente— son moneda corriente en las redes sociales.

El informe de la EMA también alerta sobre la precisión del ataque. Los ciberdelincuentes apuntaron directamente a datos relacionados a medicamentos y la vacuna contra la COVID-19. «La agencia continúa apoyando plenamente la investigación criminal sobre la violación de datos. Las autoridades policiales están tomando las medidas necesarias», indicaron.

Los esfuerzos internacionales para hacerle frente a la pandemia de la COVID-19 han sido —y siguen siendo— monumentales. Sin embargo, las amenazas también. La Agencia Europea de Medicamentos no ha sido la única víctima de ciberdelincuentes. El pasado mes de diciembre, IBM reveló un ataque contra la cadena de frío de la vacuna.

IBM Security X-Force descubrió una sofisticada campaña de phishing contra eslabones de la cadena de suministros en al menos seis países. Entre ellos se encontraban Alemania, Italia, Corea del Sur, República Checa, Europa y Taiwán. Debido a la sofisticación del ataque indicaron que podría haber sido comandado por un Estado-Nación.